POLOS DE MUJER

Mostrando 1 - 12 de 12 items




Polos, la tendencia british que nunca se ha ido

Como muchas otras prendas que ahora llevamos a diario, el polo empezó siendo parte de la indumentaria de los deportistas que practicaban, precisamente, el Polo en Inglaterra. Pero hace mucho que los polos dejaron de ser una prenda exclusiva de los deportistas para convertirse en una parte de arriba muy útil y versátil.

Las llamadas “it-girls” de los años 50 lo incluyeron en su vestuario como una prenda habitual, y aunque ha estado un poco perdido entre otras muchas tendencias, los polos han vuelto para quedarse y se pueden combinar prácticamente con todo, pues su vuelta ha supuesto la creación de nuevos estilos con volantes y colorines diferentes a los estilos clásicos. 

Polo con vaqueros: los vaqueros son uno de los mejores aliados para cualquier prenda, sobre todo porque los podemos encontrar de tantos cortes, estilos y colores que parece imposible que puedan no combinarse con algo. El estilo polo –vaquero es sencillo pero muy efectivo y realzará tu figura si escoges un vaquero de cintura media y un polo largo.

Polo con falda: al igual que sucede con los pantalones, dependiendo del estilo del que escojamos la falda nos dará un toque u otro. El polo va genial metido por dentro de una falda de tiro alto vaquera o de cuero. Incluso para salir de fiesta, no dudes en combinar un polo de un color llamativo con una falda de la misma tonalidad o de uno más básico. Diferente pero clásico.

Polo con americana: si buscas un estilo diferente y más “masculino”, prueba a combinar los polos con una americana y un pantalón chino de vestir. Como te habrás fijado en más de una ocasión, la última tendencia masculina es la de combinar trajes de chaqueta con polos y camisetas en vez de camisas. Si a ti también te gusta, no dudes en copiar este look tan cómodo y original.