CÁRDIGAN DE MUJER

Mostrando 1 - 6 de 6 items




Cárdigans, los botones vuelven a estar de moda

Puede que la conozcas por su nombre “real”, es decir cárdigan, o que quizá te suene más como “rebeca” la denominación por la que se empezó a llamar a esta chaqueta de punto con botones, después de que en 1940 se estrenase la película de Alfred Hitchcock con el mismo nombre y su protagonista femenina la popularizase.

Sea cárdigan o rebeca, esta chaqueta de diferentes materiales con botones en la parte delantera es una de las típicas prendas que nunca pasan de moda, aunque se pueden ver cambios en su estilismo y en cómo las utilizamos. 

Las cárdigans han dejado de ser una prenda usual del vestuario de nuestras abuelas para convertirse en un imprescindible del entretiempo que podemos combinar prácticamente con todo. 

Ideas de looks con cárdigans

Depende del tipo de material con el que esté fabricada, lana más gorda, algodón o punto, podemos utilizar nuestras cárdigans en diferente situaciones y momentos. 

Look informal: las cárdigans de punto grueso y una largura media abiertas siempre dan un toque menos serio a nuestro look. Lo mejor es combinarlas con unos pantalones vaqueros, una camiseta holgada y unos botines.

Look elegante: además de combinar con prácticamente todo, las cárdigans abrigan, lo que las convierten en un elemento perfecto para poder lucir los vestidos de tirantes en las fiestas de noche y resguardarnos del frío. No tengas miedo de los vestidos lenceros, mejor si son largos, y de combinarlos con una fina cárdigan de punto.

Look de oficina: las cárdigans aportan un toque de elegancia si sabemos combinarlas bien. Si queremos un toque formal, lo más sencillo es lucirlas junto a unos pantalones chinos y una blusa. Si es de punto fino y una largura media mejor. Otra opción sería cerrar nuestra cárdigan en la cintura con un cinturón que quede por encima. 

Look sexy: no se ve mucho, pero es una de las nuevas tendencias de la temporada. El saber utilizar prendas clásicas para adaptarlas a un toque más desenfadado y “sexy” es todo un arte. Por ejemplo, con las cárdigans lo más fácil es remangarlas en la cintura y convertirlas en un top para lucir ombligo con unos pantalones de cintura media.