BOTAS DE MUJER

Mostrando 1 - 10 de 10 items




Botas, el estilo perfecto para los días de invierno 

En invierno, a veces parece complicado encontrar el equilibrio entre la comodidad, un buen look y la posibilidad de no pasar frío. Pero hay una prenda que une todas estas opciones y que es perfecta para el invierno: las botas.

A medida que la moda ha ido evolucionando, las botas han ido cambiando sus diseños, sus tacones o sus materiales, pero siempre hay una constante: las botas de piel negra de media caña que sobreviven año tras a año a los devenires de los grandes estilistas de la moda.

Con todas las posibilidades existentes en el mercado y todas las posibles combinaciones que hay, a veces es complicado encontrar el look perfecto con cada una de las botas, por eso hemos recopilado los mejores.

Botas militares 

Con suelas anchas, cordones y poca altura, estas botas se han convertido en uno de los “must” de esta temporada gracias a su versatilidad y su comodidad. Al ser un estilo más informal lo mejor para combinar estas botas son las minifaldas o unos pantalones cargo, aunque también quedan bien con unos vaqueros porque ¿qué no queda bien con los vaqueros?

Botas estilo cowboy 

No solo han sido una de las grandes protagonistas del invierno, sino que han estirado su influencia a la primavera y seguramente también sean una de las prendas imprescindibles del otoño. El estilo country y desenfadado pega a la perfección con los vestidos cortos o midi tipo boho que tanto vemos estos días. Con un pantalón corto vaquero, una blusa blanca y un chaleco de flecos tendremos el look folk perfecto para un festival de música primaveral.

Botas altas estilo mosqueteras 

Su presencia en las tendencias de moda va y viene según los años, probablemente porque es una de esas prendas que no está hecha para todo el mundo. Se dice que a las mujeres que no tienen mucha altura, las reduce aún más en centímetros, pero esto no es cierto, pues si las combinamos con un típico LBD (little black dress) o una minifalda de infarto, obtendremos el efecto contrario: unas piernas infinitas.

Si, por el contrario, eres una mujer que tiene la suerte de ser alta, atrévete a lucir las botas de mosquetera con unos pantalones pitillos que queden por dentro y una gabardina del mismo color.