MINIFALDAS

Mostrando 1 - 4 de 4 items




Minifaldas, luce piernas sin complejos 

Cuando en los años 60, la modista Mary Quart decidió acortar el largo de las faldas casi a una altura en la que se arriesgaban a que se les viese la ropa interior, fue todo un movimiento rompedor que ha pasado a convertirse en uno de los básicos del armario de cualquier mujer.

No hay normas para las minifaldas, su largura depende del estilo de la misma, pero casi siempre suele ser por encima del medio muslo. Las podemos encontrar de todo tipo de telas y colores, aunque lo más habitual es la tela vaquera por su gran versatilidad.

Minifaldas plisadas, las de siempre 

Conocidas por muchos nombres “minifaldas plisadas” o de “tablas” las identificaremos perfectamente porque es el estilo típico de los uniformes femeninos del colegio, aunque ahora se pueden encontrar disponibles para todas las edades.

Precisamente ese recuerdo que nos evoca a todos del colegio y la infancia, hacen que esta prenda sea perfecta para un look desenfadado con aires infantiles que nos resta un punto de seriedad. Lo mejor es combinarlas con camisas sencillas de un solo color y zapatos o sandalias más deportivos que formales.

Minifaldas de vuelo, ¡cuidado con el viento! 

También han cambiado su nombre a lo largo de los años, y puede que ahora las conozcas como faldas skater, aunque son prácticamente lo mismo.

Este tipo de faldas están entalladas en la cintura y quedan sueltas, lo que puede provocar, si hace mucho viento, que tengamos un pequeño accidente al más puro estilo Marilyn Monroe, por eso hay que estar siempre prevenidas con la climatología que va a hacer.

Lo mejor para combinar este tipo de falda son las sandalias de tacón ya que te permitirán lucir el vuelo de la falda y dar un toque de piernas infinitas a tu cuerpo.

Minifaldas de vértigo, lo más rompedor 

Para las más atrevidas, a las que más les apetezca estar fresquitas en verano y lucir las piernas sin complejos: las minifaldas de vértigo. No hay una largura de falda que se establezca como “demasiado corta”, cada una tiene sus límites y hay que conocerlos.

Las minifaldas de vértigo suelen s