PANTALONES CORTOS DE MUJER

Mostrando 1 - 3 de 3 items




Pantalones cortos, más allá de los shorts vaqueros 

Cuando el calor se acerca y empiezan las temperaturas extremas, lo que más apetece es acortar nuestras prendas, ya sean los vestidos, los pantalones o las camisetas. Los pantalones cortos son una de las prendas que nos salvan del calor del verano y cada vez hay más opciones más allá de los clásicos shorts vaqueros. 

Pantalones cortos bermudas 

Después de haber vestido durante años los microshorts, las bermudas han venido para quedarse como una alternativa mucho más cómoda y apta para todo tipo de cuerpos.

Con una largura por la rodilla o por encima de esta, las bermudas podrían parecer un pantalón al que le hemos recortado los últimos centímetros del bajo, ya que las hay de todos tipos y estilos, al igual que los pantalones largos.

La opción más sencilla, y que nunca falla, son las bermudas vaqueras de corte pitillo o ultrafit que podemos combinar con tops cortos, camisetas o blusas. Dependiendo del toque que queramos darle podemos lucir unas sandalias de tacón para un look más formal, y unas deportivas para un look más deportivo.

Pantalones cortos de vestir 

Puede parecer una contradicción, pero no es así, los pantalones cortos también completarán nuestro look de oficina más formal o el de una fiesta de etiqueta a la que tengamos que acudir.

Eso sí, hay que saber qué tipo de pantalones cortos debemos ponernos, pues en estos casos, los vaqueros no valen. Las mejores opciones son los pantalones estilo “paperbag” con tejidos fluidos que dan un toque de elegancia a nuestro look y además combinan muy bien con la típica blazer que siempre suma seriedad.

Pantalones cortos muy shorts 

Si lo que nos gusta es lucir pierna, sobre todo si están morenas en verano, e ir fresquitas, la opción más sencilla siempre son los pantalones cortos muy cortos o “shorts” que nunca pasan de moda.

Aunque no a todo el mundo les gustan y no todos se atreven a lucirlos, los pantalones muy shorts son fantásticos para sumar unos centímetros a nuestro cuerpo, sobre todo si los combinamos con unos buenos taconazos o unas sandalias de plataforma.