VESTIDOS LARGOS DE MUJER

Mostrando 1 - 26 de 26 items




Vestidos largos para cualquier ocasión

Aunque la verdadera revolución fue acortar las faldas y vestidos por encima de las rodillas, los vestidos largos nunca han pasado de moda ya que es una prenda sencilla y elegante que combina con cualquier ocasión y cualquier época del año. 

Vestidos largos para una boda

Las bodas son las situaciones donde más se utilizan los vestidos largos, ya que dan un toque de elegancia con sencillez y permite pensar únicamente con qué zapatos y bolsos se pueden combinar. 

Las bodas es el momento perfecto para lucir esos colores que normalmente no pegan con el día a día, como el rojo o el rosa fuerte, además de diferentes tipos de escote más atrevidos con la espalda o los hombros al aire. SI queremos un toque más sexy, podemos optar por vestidos con aberturas en una de las piernas, pero si buscamos la sofisticación dejaremos la abertura de lado y elegiremos que sea un poco más ceñido.

Vestidos largos para salir de fiesta

Al igual que en las bodas, que también se puede considerar fiestas, los vestidos largos son perfectos para salir de fiesta, aunque deberemos cambiar el estilo según a qué hora del día sea la celebración. 

Por ejemplo, si es una fiesta de mediodía o por la tarde, lo mejor son los colores claros con estampados florarles, escotes pronunciados y faldas sueltas. Pero si la fiesta es nocturna, podemos atrevernos con modelos más oscuros y ajustados que tengan el escote por la espalda. 

Vestidos largos para disfrutar del verano

Sin duda es la prenda de temporada de los últimos años cuando se ha popularizado este tipo de vestido durante la época estival. Son muy cómodos, muy fresquitos y además permiten sobrellevar los cambios de temperatura entre la mañana y la tarde.

Ya que es verano y es habitual que brille el sol, lo más común son los colores claros o brillantes y los estampados con todo tipo de flores, frutas o, incluso animales exóticos. Lo mejor para no sentirnos incómodas por el calor es utilizar vestidos de gasa que queden sueltos y no excesivamente pegados al cuerpo. 

Vestidos largos elegantes o informales 

Como hemos dicho antes, los vestidos largos siempre dan un toque de elegancia, pero bien es cierto que según los colores o las telas podemos sumarle un toque más de seriedad o ser más informales. 

Por lo general, los colores más elegantes suelen ser los oscuros, como el negro, el azul o el verde, así como el rojo que también puede ser un poco más brillante. Además, si se ajusta al cuerpo y tiene un escote cerrando, mejor. Y si queremos sumarle otro toque de “seriedad” podemos combinarlos con una chaqueta blazer. 

El vestido de Audrey Hepburn en el inicio de la película Desayuno con diamantes es la muestra perfecta de un vestido largo, elegante y sencillo.

Si queremos que nuestro look sea más informal sin dejar de lado los vestidos largos, solo tenemos que variar los colores y en vez de utilizar tonos oscuros centrarnos en los estampados, además de despegar la tela de nuestro cuerpo dejando que fluya, por ejemplo, con cortes debajo del pecho o en la cintura. Los lunares blancos con colores brillantes como el azul también dan un toque informal sin restar elegancia.