PAÑUELOS Y FULARES DE MUJER

Mostrando 1 - 5 de 5 items




Pañuelos, el accesorio más versátil 

Cuando no sabemos qué es lo que le falta a nuestro look, quizá ese toque de color para completarlo, no solemos pensar en los pañuelos como uno de los accesorios que más puntos podrían sumarle a nuestro estilismo.

Con una gran cantidad de formas y colores, los pañuelos pueden combinar con cualquiera de nuestros looks, no solo para tapar nuestro cuello cuando tenemos frío, sino en forma de coleta o para realzar las curvas de nuestro cuerpo. Desde Mulaya hemos seleccionado una serie de looks con los que lucir nuestros pañuelos favoritos.

Pañuelos en el pelo 

Si es uno de esos “bad hair days” o simplemente nos apetece llevar un look recogido, en vez de tirar por la clásica goma del pelo o la diadema fina, podemos completar nuestro estilo con un pañuelo. 

Como coletero de una coleta baja o de una cola de caballo, como un cabo más de nuestra trenza, como una diadema o como un turbante. Las opciones son infinitas. Eso sí, si decides que tu pañuelo tenga colores llamativos o estampados complicados, lo mejor es que dejes caer los cabos que queden sueltos y que lo combines con un look más bien sobrio, por ejemplo, de pantalón chino y blusa blanca, para no restarle atención al pañuelo. 

Pañuelos al cuello 

Si eres de las que su look de oficina parece casi un uniforme, con faldas midi o pantalones y americanas siempre de los mismos colores, un pañuelo atado al cuello puede dar ese toque de color que tanto necesitas, sobre todo si eres un poco friolera. 

La opción más sencilla para llevarlo es enrollándolo alrededor del cuello, dejando dos pequeños cabos que ataremos en un pequeño nudo. Pero si queremos destacar de verdad, lo mejor es dejar los cabos largos que caigan en mitad de nuestra blusa monocolor y le den un toque especial a nuestro look.

Pañuelos en la cintura 

Pueden servir para marcar nuestras curvas con modelos más holgados o fluidos como una camisa con corte masculino o un vestido maxi. Átalo a la cintura y deja que los cabos caigan para darle un toque de color a tu look. También te pueden servir como cinturones con unos vaqueros, pero recuerda no apretar demasiado el nudo del pañuelo, lo mejor es que quede como algo natural con un efecto bohemio, no que funcione realmente como un cinturón.